viernes, 4 de octubre de 2013

¡De próxima aparición!

“Mis abuelos maternos vivían en Nogoyá (una ciudad agrícola-ganadera a 100 Km. de Paraná, la capital de Entre Rios), y nosotros pasábamos mucho tiempo allí, sobre todo en vacaciones. Cuando murió mi abuela, en 2009, el hecho me disparó un tropel de recuerdos de los días de infancia nogoyaenses. Los registré en un cuaderno a modo de catarsis, tratando de asir los recuerdos de una época que se iban definitivamente, ya que mi abuela era el link directo a esos años felices. Y luego durmieron el sueño de los justos un par de años. Hace poco encontré esos apuntes en un cuaderno y decidí retomarlos para que, al menos por un momento, Nogoyá volviera a ser el centro del mundo. Del mío, por lo menos.”


No hay comentarios: